Diariamente consumimos papel en las oficinas sin darnos cuenta de la gran cantidad, y coste, que supone a lo largo de año. Al reducir el uso de papel se evita la generación de residuos, el consumo de los recursos naturales (madera, agua, energía) y los problemas de contaminación que lleva aparejada la producción de papel.

Reducir el consumo de papel es, por tanto, la mejor opción medioambiental.

En la línea del uso eficiente de este recurso, y en aras de mejorar también la utilización del mismo, IVAC asume el compromiso por reducir el impacto ambiental ocasionado por las actividades que desarrollamos.

IVAC establece dentro de su política de ahorro y uso de papel la emisión a partir de este momento de los certificados correspondientes a los expedientes de nuestros clientes en formato digital, con firma digital. Esta documentación documento tiene plena validez, como los generados hasta el momento que les enviábamos por correo postal, y facilita su utilización en un entorno cada vez más digitalizado, optimizando también los trámites con la Administración Pública.