Cámaras falsas e identidad.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que afecta al sector de protección de datos se ha pronunciado sobre el uso de cámaras ficticias y cómo afectan las mismas a la esfera personal de quien sufre el objetivo de las mismas.

La intimidad ha ganado a la seguridad esta vez, a pesar de que la AEPD no encontró infracción en la conducta inicialmente. Así el uso de cámaras ficticia que estén dirigidas a una zona de paso o parte de otra propiedad privada no estará permitido finalmente, por vulnerar la intimidad.

Esta vulneración se basa principalmente en la intranquilidad de saber si las cámaras graban realmente o dicho en términos jurídicos, por no haber una apariencia razonable de que el derecho a la intimidad no vaya a ser vulnerado constantemente. Todo ser humano debe poder desarrollar su vida personal sin que la misma está bajo la sombra de una incertidumbre permanente mientras exista un ojo que puede que te observe, o no.

Adjuntamos enlace a la Sentencia: ENLACE.