El reglamento de desarrollo de la Ley de Seguridad Privada establece la necesidad de que los servicios de seguridad privada sean sometidos a auditorías o a inspecciones por organismos de certificación y por organismos de inspección.

Estos organismos requieren de personal cualificado para el desarrollo de dichas auditorías de conformidad con las normas ISO 17020 e ISO 17065.